Justificación del título

Justificación del título de Grado de Maestro en Educación infantil
El presente título habilita para el ejercicio de una actividad profesional regulada, Maestro en Educación Infantil, cuyo plan de estudios está basado en el R.D. 1393/2007, de 29 de octubre, por el que se establece la ordenación de las enseñanza universitarias oficiales (art.12.9), en la Resolución de 17 de diciembre de 2007 de la Secretaría de Universidades e Investigación) y en la ORDEN ECI/3854/2007, de 27 de diciembre.

El objetivo fundamental del título es formar profesionales con capacidad para la atención educativa directa a los niños y niñas del primer ciclo de Educación Infantil (0-3 años), para la elaboración y seguimiento de la propuesta pedagógica a la que hace referencia el artículo 14 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación y para impartir el segundo ciclo de Educación Infantil (3-6 años).

El objetivo del título es que estos profesionales, habilitados para el ejercicio de la profesión regulada de Maestro en Educación Infantil, logren la capacitación adecuada para afrontar los retos del sistema educativo, para adaptar las enseñanzas a las nuevas necesidades formativas y para realizar sus funciones bajo el principio de colaboración y trabajo en equipo.

Estos profesionales han de conocer los objetivos, contenidos curriculares y criterios de evaluación de la Educación Infantil y desarrollar estrategias didácticas tanto para promover y facilitar los aprendizajes en la primera infancia, desde una perspectiva globalizadora e integradora de las diferentes dimensiones cognitiva, emocional, psicomotora y volitiva, como para diseñar y regular espacios y situaciones de aprendizaje en contextos de diversidad que atiendan a las singulares necesidades educativas de los estudiantes, a la igualdad de género, a la equidad y al respeto a los derechos humanos.

Los estudios de Magisterio han sido los únicos estudios superiores ofertados en la región desde la primera mitad del siglo XIX. Así, los estudios de Magisterio comienzan en Toledo en 1847. Cuando estos estudios se adscribieron a las Universidades (1971), la Escuela Universitaria de Toledo pasó a pertenecer a la Universidad Complutense de Madrid hasta que, en 1985, se incorpora a la Universidad de Castilla La Mancha como centro fundador (junto a las de Albacete, Ciudad Real y Cuenca) que, por su condición de instituciones consolidadas, se constituyeron en la base sobre la que se sustentó la creación de la UCLM.

Las cuatro Escuelas de la región han sido la punta de lanza que ha permitido la formación de maestros que han desarrollado su docencia no sólo en los pueblos y ciudades castellano-manchegas sino también en el resto de regiones de España, especialmente en el Levante, Cataluña y Madrid.
Desde la Ley General de Educación de 1971 y la consiguiente incorporación a la

Universidad de los estudios de Magisterio, la Escuela de Magisterio de Toledo ofrece las especialidades de Ciencias, Ciencias Humanas y Filología, añadiéndose también la especialidad de Preescolar en 1982.

Con la incorporación a la Universidad de Castilla La Mancha en 1985 y como consecuencia de la aplicación de la LOGSE, la Escuela de Magisterio de Toledo, junto a las otras Escuelas de la región, aprueban conjuntamente, en 1992, un nuevo plan de estudios (con una adaptación en 1999) que actualmente está en extinción.

A lo largo de toda su historia, las cuatro Escuelas han destacado y participado en todos los procesos de renovación pedagógica y potenciación académica que han dado lugar a la transformación en Grado de los estudios de Magisterio Esta preocupación por la renovación pedagógica se refleja en los cursos de Postgrado que se han venido ofreciendo: Atención Temprana y Educación para el Consumidor.

Según datos del antiguo Ministerio de Educación y Ciencia correspondientes al curso 2002/03, las titulaciones de Magisterio son, en términos absolutos, las de mayor oferta,
demanda y matrícula del total de 112 diplomaturas y licenciaturas impartidas en las Universidades españolas(ver Libro Blanco de Magisterio, vlo1, p. 47).
Igualmente, los estudios de Magisterio muestran una muy elevada demanda social.